Nos veremos en la cara oculta de la luna

venres 29 marzo 2013

La persistente lluvia me desconcierta. Me siento desubicado en la estación en la que estamos. Brotes que germinan con temor, flores que buscan un sol oculto, tierra sedienta de calor... Y día tras día, nubes procedentes de un oeste borrascoso, descargan gotas alargadas que impactan sobre las húmedas superficies, en una perfecta escenificación literal de cierta frase que dice llover sobre mojado. La gente se refugia bajo paraguas de colores, abiertos como muestra de protesta silenciosa ante la tiranía del hombre del tiempo. Otros encogen la cabeza entre los hombros, apurando el paso, tratando de evitar lo inevitable. La lluvia no escoge, ni margina, nos trata a todos por igual. Y aún así, nunca llueve a gusto de todos.[ Máis ]